Fernanda Vargas.

Información y Actividades para primer ciclo básico.

Presencia de los Objetivos Fundamentales Transversales (Lenguaje)

Los Objetivos Fundamentales Transversales (OFT) tienen un espacio privilegiado de desarrollo en el Programa de Lenguaje y Educación para el Nivel Básico 1. Los OFT con mayor presencia son:

FORMACIÓN ÉTICA:

• Respeto y valoración de las ideas distintas de las propias.

• Reconocimiento del diálogo como condición esencial de la convivencia social y de la superación de las diferencias.

• Vinculación del desarrollo de la lengua materna con el respeto a la diversidad cultural.

• Desarrollo responsable de la libertad y autonomía personal, respetando a sus compañeros y compañeras.

• Capacidad de trabajar en grupo y en equipo, planificando actividades grupalmente, dialogando e intercambiando ideas y experiencias.

CRECIMIENTO Y AUTOAFIRMACIÓN PERSONAL:

• Desarrollo de las potencialidades personales, la autoestima y la confianza en sí mismo a partir del lenguaje y la comunicación.

• La solidaridad y la generosidad en la escuela, la familia y la comunidad.

• Promoción y desarrollo físico personal, preocupación por el cuidado de la salud y prevención de los accidentes, en un contexto de respeto y valoración por la vida y el cuerpo humano.

RESPECTO AL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO:

La capacidad de expresar opiniones, ideas, comentarios y sentimientos con seguridad, claridad y eficacia, tomando la palabra cada vez que sea necesario.

• Utilización del conocimiento y la información para realizar pequeños proyectos vinculados con la realidad.

• Desarrollo de la creatividad y la imaginación a través del juego, dramatizaciones, cuentos, invención de aventuras, viajes imaginarios, identificación de lugares ideales.

• Desarrollo de la habilidad de pensamiento a través de una expresión oral y escrita coherente y de la comprensión crítica de los textos que leen.

• Capacidad para trabajar en forma metódica y reflexiva, evaluando permanentemente lo proyectado y realizado.

• Capacidad para formular hipótesis, anticipando el contenido de distintos textos.

• Capacidad de dar explicaciones e instrucciones sencillas frente a una multiplicidad de situaciones de la vida diaria familiar y escolar.

LA PERSONA Y SU ENTORNO:

• Observación del entorno y comparación de diversas realidades.

• Valoración y protección del entorno natural y promoción del uso adecuado de sus recursos.

• Reforzamiento de la identidad nacional y personal, valorando las tradiciones a través del conocimiento de canciones, adivinanzas, trabalenguas, rimas, payas, rondas, cuentos tradiciones y otras formas literarias simples.

• Apreciación de la importancia social, afectiva y espiritual de la familia a través de la expresión oral y escrita y de lecturas relacionadas con la vida familiar.

• Participación responsable y cooperativa en la vida escolar, familiar y comunitaria.

• Reconocimiento de la importancia del trabajo como forma de contribución al bien común, identificando los trabajos que realizan familiares y miembros de la comunidad.

El docente debe tener en cuenta que la mayoría de los OFT mencionados están presentes implícita o explícitamente al desarrollar el currículo en la sala de clases. Sin embargo, se espera que los OFT se trabajen en forma explícita a través de los contenidos y actividades del subsector. Por ello, se sugiere al docente que al planificar establezca las relaciones entre los contenidos, temáticas y capacidades que quiere desarrollar tanto con los OFV como con los ámbitos de OFT que sean más pertinentes. Una adecuada planificación del trabajo con los OFT supone tener presente las necesidades, intereses y problemas del grupo con el que el docente trabaja y tener claridad del proceso que requiere el desarrollo de las capacidades involucradas en ellos, lo que implica abordarlos en forma continua y no casual.

Anuncios

noviembre 12, 2006 Posted by | Lenguaje, Presencia de los Objetivos Fundamentales Transversales | Deja un comentario

Objetivos Fundamentales Verticales NB1 (Lenguaje)

Los alumnos y las alumnas serán capaces de:

I. Comunicación oral

• Escuchar comprensiva y atentamente lo que otros expresan, cuentan o leen, comprendiendo y recordando lo más significativo, y reaccionando a través de comentarios, preguntas y respuestas.

• Tomar espontáneamente la palabra para expresar opiniones, dudas o comentarios con seguridad.

• Expresarse oralmente en forma audible y clara en diversas situaciones comunicativas.

• Relatar en forma oral, con coherencia y secuencia adecuadas, experiencias personales, noticias, cuentos, otras narraciones e informes sobre actividades realizadas.

II. Lectura

• Interesarse por leer para descubrir y comprender el sentido de diferentes textos escritos.

• Dominar progresivamente el código del lenguaje escrito hasta leer palabras con todas las letras del alfabeto en diversas combinaciones.

• Leer oraciones y textos literarios y no literarios breves y significativos, en voz alta y en silencio, comprendiendo y apreciando su significado.

III. Escritura

• Desarrollar progresivamente una escritura manuscrita legible, para sí mismo y para los otros.

• Producir y reproducir por escrito frases, oraciones y textos breves significativos.

• Respetar los aspectos formales básicos de la escritura en su producción de textos, de modo que estos sean comprensibles.

IV. Manejo de la lengua y conocimientos elementales sobre la misma

• Utilizar y comprender un vocabulario cada vez más amplio.

• Conocer y distinguir nociones gramaticales  elementales necesarias para la comprensión y la expresión oral y escrita.

noviembre 12, 2006 Posted by | Objetivos Fundamentales Verticales NB1 (lenguaje) | Deja un comentario

Lenguaje y Comunicación.

Presentación.-

 

libros-letras.jpg

En este programa el lenguaje se enfoca fundamentalmente como la facultad que tiene cada persona para construir su mundo personal y social.                                                                                                               Se centra, por lo tanto, en los procesos de expresión y comprensión (escuchar, hablar, leer y escribir) al servicio de la comunicación consigo mismo y con los demás. El lenguaje, como una facultad, se concibe como inherente al comportamiento humano, como herramienta cultural que permite enfrentar auténticas situaciones de comunicación.                                                                                               En relación con la enseñanza y desarrollo del lenguaje, en el presente programa se manejan los siguientes criterios:

• Se busca un equilibrio entre la búsqueda y descubrimiento del sentido, por una parte, y la enseñanza directa de destrezas, por otra. Se alternan e integran momentos de inmersión en el mundo de la comunicación oral y escrita con aproximaciones directas a las destrezas y estrategias que favorecen la calidad del proceso comunicativo.

• El conocimiento del lenguaje como objeto de estudio o sistema(gramática) se pone al servicio del lenguaje como facultad, vinculándolo, en consecuencia, con la capacidad de comprender y expresarse.

• Los niños y niñas aprenden a hablar hablando, a leer leyendo y a escribir produciendo textos significativos, dentro de situaciones comunicativas auténticas. Durante estos procesos los diferentes aspectos del lenguaje -función, forma y significado- van siendo aprendidos, a nivel implícito, global y simultáneamente. En la medida que los niños y las niñas necesitan expresar nuevos y más complejos significados, van adquiriendo nuevas y más complejas formas de lenguaje, variándolas según sus propósitos y los contextos donde ocurra la comunicación.        El modelaje que le proporcionan otros usuarios con mayor dominio lingüístico juega un importante rol en el desarrollo de este proceso.

• En el subsector de Lenguaje y Comunicación los alumnos y alumnas desarrollan una sensibilización valórica a través del contacto con una variedad de personas (compañeros, docentes, familiares, miembros de la comunidad), y de la audición, lectura y comentario de cuentos, fábulas, leyendas, poemas, obras de teatro, noticias, etc. Contribuyen también a esta formación valórica integral la indagación del entorno natural y social y los proyectos de curso, que les permiten vivir valores de trabajo activo, de cooperación, tolerancia, respeto a la diversidad y desarrollo personal.

• En aquellas escuelas cuyos alumnos tienen mayoritariamente como lengua materna algunas de las lenguas originarias como el aymara, mapudungún, rapanui u otras, es fundamental que incorporen a sus programas la dimensión intercultural bilingüe. Esto implica que junto con enseñar el castellano, la escuela debe desarrollar la lengua originaria y favorecer el fortalecimiento de la propia identidad cultural. La escuela debe transformarse en la conductora de esta visión del lenguaje, promoviendo situaciones comunicativas significativas que permitan a niños y niñas utilizar todas sus  potencialidades para crecer personal y socialmente.

 

noviembre 11, 2006 Posted by | Lenguaje | 1 comentario