Fernanda Vargas.

Información y Actividades para primer ciclo básico.

Presencia de los Objetivos Fundamentales Transversales (Lenguaje)

Los Objetivos Fundamentales Transversales (OFT) tienen un espacio privilegiado de desarrollo en el Programa de Lenguaje y Educación para el Nivel Básico 1. Los OFT con mayor presencia son:

FORMACIÓN ÉTICA:

• Respeto y valoración de las ideas distintas de las propias.

• Reconocimiento del diálogo como condición esencial de la convivencia social y de la superación de las diferencias.

• Vinculación del desarrollo de la lengua materna con el respeto a la diversidad cultural.

• Desarrollo responsable de la libertad y autonomía personal, respetando a sus compañeros y compañeras.

• Capacidad de trabajar en grupo y en equipo, planificando actividades grupalmente, dialogando e intercambiando ideas y experiencias.

CRECIMIENTO Y AUTOAFIRMACIÓN PERSONAL:

• Desarrollo de las potencialidades personales, la autoestima y la confianza en sí mismo a partir del lenguaje y la comunicación.

• La solidaridad y la generosidad en la escuela, la familia y la comunidad.

• Promoción y desarrollo físico personal, preocupación por el cuidado de la salud y prevención de los accidentes, en un contexto de respeto y valoración por la vida y el cuerpo humano.

RESPECTO AL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO:

La capacidad de expresar opiniones, ideas, comentarios y sentimientos con seguridad, claridad y eficacia, tomando la palabra cada vez que sea necesario.

• Utilización del conocimiento y la información para realizar pequeños proyectos vinculados con la realidad.

• Desarrollo de la creatividad y la imaginación a través del juego, dramatizaciones, cuentos, invención de aventuras, viajes imaginarios, identificación de lugares ideales.

• Desarrollo de la habilidad de pensamiento a través de una expresión oral y escrita coherente y de la comprensión crítica de los textos que leen.

• Capacidad para trabajar en forma metódica y reflexiva, evaluando permanentemente lo proyectado y realizado.

• Capacidad para formular hipótesis, anticipando el contenido de distintos textos.

• Capacidad de dar explicaciones e instrucciones sencillas frente a una multiplicidad de situaciones de la vida diaria familiar y escolar.

LA PERSONA Y SU ENTORNO:

• Observación del entorno y comparación de diversas realidades.

• Valoración y protección del entorno natural y promoción del uso adecuado de sus recursos.

• Reforzamiento de la identidad nacional y personal, valorando las tradiciones a través del conocimiento de canciones, adivinanzas, trabalenguas, rimas, payas, rondas, cuentos tradiciones y otras formas literarias simples.

• Apreciación de la importancia social, afectiva y espiritual de la familia a través de la expresión oral y escrita y de lecturas relacionadas con la vida familiar.

• Participación responsable y cooperativa en la vida escolar, familiar y comunitaria.

• Reconocimiento de la importancia del trabajo como forma de contribución al bien común, identificando los trabajos que realizan familiares y miembros de la comunidad.

El docente debe tener en cuenta que la mayoría de los OFT mencionados están presentes implícita o explícitamente al desarrollar el currículo en la sala de clases. Sin embargo, se espera que los OFT se trabajen en forma explícita a través de los contenidos y actividades del subsector. Por ello, se sugiere al docente que al planificar establezca las relaciones entre los contenidos, temáticas y capacidades que quiere desarrollar tanto con los OFV como con los ámbitos de OFT que sean más pertinentes. Una adecuada planificación del trabajo con los OFT supone tener presente las necesidades, intereses y problemas del grupo con el que el docente trabaja y tener claridad del proceso que requiere el desarrollo de las capacidades involucradas en ellos, lo que implica abordarlos en forma continua y no casual.

noviembre 12, 2006 Posted by | Lenguaje, Presencia de los Objetivos Fundamentales Transversales | Deja un comentario

Objetivos Fundamentales Verticales NB1 (Comprensión)

Los alumnos y las alumnas serán capaces de:

• Describir, comparar y clasificar seres vivos, objetos, elementos y fenómenos del entorno natural y social cotidiano.

• Señalar características generales de los seres vivos y apreciar la relación de interdependencia que observan con su hábitat.

• Reconocerse en su cuerpo, aceptarlo, valorarlo; conocer y practicar medidas de autocuidado.

• Identificar, describir y apreciar las funciones propias del grupo familiar, de la comunidad escolar y de los principales servicios e instituciones de la comunidad local.

• Utilizar criterios para orientarse en el tiempo y en el espacio, y reconocer el papel que desempeñan convenciones establecidas con este fin.

• Identificar y valorar símbolos patrios; reconocer personajes y significados de las efemérides más relevantes de la historia nacional.

noviembre 12, 2006 Posted by | Objetivos Fundamentales Verticales NB1 (Comprensión) | Deja un comentario

Orientaciones para la evaluación

profesora.jpgEs importante recordar que el objetivo de la evaluación es obtener información para conocer el estado de avance que presenta cada uno de los alumnos y alumnas en relación con los aprendizajes esperados. Es necesario identificar las dificultades que tienen, tomar las medidas pertinentes para apoyarlos y efectuar los ajustes que se estimen necesarios a las estrategias pedagógicas empleadas. La evaluación debe ser concebida por los niños y niñas como parte integrante del proceso de aprendizaje y no sólo como un suceso especial y aislado.
En este subsector, la evaluación abarca variados aspectos. Por una parte, interesa evaluar cómo alumnos y alumnas van adquiriendo el conocimiento y comprensión de los temas que se abordan. Por otra, el desarrollo de habilidades relacionadas con la observación, descripción y comparación; formulación de preguntas, búsqueda, selección y comunicación de la información y la narración de acontecimientos en una secuencia lógica. Es necesario que los niños y niñas se acostumbren a registrar en su cuaderno las observaciones y actividades que desarrollen durante la clase.

Este registro es de gran utilidad para el docente. En él puede informarse del progreso de las relaciones que hacen los alumnos de los conceptos que van aprendiendo y que registran a través de dibujos, esquemas, palabras, ideas, preguntas, evidencias y otras.

Es fundamental, asimismo, prestar atención a la formación de hábitos, actitudes y valores. En tal sentido, es necesario observar, por ejemplo, el comportamiento de niños y niñas en aspectos relacionados con el cuidado y respeto de su cuerpo y el de los demás; la valoración que hacen de sus grupos de pertenencia; la participación en el trabajo de equipo, el cumplimiento de deberes, el orden y la perseverancia. Se sugiere, en consecuencia, llevar a cabo una evaluación constante, empleando diversas y variadas formas. Por último, cabe señalar que es importante que desde pequeños, los niños y niñas tengan mayor conciencia de su aprendizaje, explicitando sus logros y dificultades para resolver determinadas situaciones. Este proceso, llamado metacognición, es también parte importante de la evaluación. Por lo tanto, es necesario crear instancias para que ellos puedan auto evaluarse y evaluar el trabajo de sus compañeros cuando realizan trabajos grupales. Se sugiere orientar este proceso a través de preguntas, tales como ¿qué aprendí con el trabajo que hice?, ¿qué cosas no sabía y por eso no supe contestar?, ¿qué errores cometí?, ¿cómo fue la participación de cada compañero o compañera en mi grupo?, ¿se presentó algún problema en el grupo?, ¿cómo lo solucionamos?, etc.

Si los alumnos y alumnas pueden darse cuenta de las estrategias que utilizaron en determinadas situaciones y que los condujeron a errores, sabrán evitarlas en contextos similares.

noviembre 11, 2006 Posted by | orientaciones para la evaluación | 1 Comentario

   

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.